Carrito de compras

0

Su carrito está vacío.

Comprar ahora

Cómo crear un gimnasio en casa con bajo presupuesto

Cómo crear un gimnasio en casa con bajo presupuesto

Seamos realistas, el costo de una mensualidad de gimnasio a veces puede ser mucho más que su verdadero valor. Y con el aumento de los entrenamientos en línea de tus influencers y entrenadores favoritos, es más fácil y más barato que nunca desarrollar resistencia y fuerza desde la comodidad de tu hogar.

Entonces, si te entusiasma cancelar tu plan de acondicionamiento físico mensual y comprometerte con una rutina de ejercicios en casa, al cien por ciento, necesitas organizar un gimnasio que te ayude a alcanzar estos objetivos.

Aquí te damos algunos consejos para montar un gimnasio en casa, en cualquier espacio y con cualquier presupuesto.

Paso 1: encuentra el espacio adecuado

Antes de que puedas comenzar a levantar pesas rusas y realizar burpees, debes decidir dónde vas a instalar tu gimnasio casero. Como mínimo, el lugar debe tener suficiente espacio para una esterilla de yoga, que es todo los que necesitarás para estirarte y hacer ejercicios básicos.

A partir de ahí, el lugar exacto para el gimnasio en casa dependerá de cuánto espacio tengas y de los entrenamientos que quieras realizar. Un entrenamiento de intervalos de alta intensidad puede necesitar más espacio y una superficie sólida (pero no demasiado dura) para saltar, mientras que un entrenamiento de yoga o pilates necesita un poco más que una estera de yoga. Un régimen de levantamiento de pesas probablemente sí requerirá una habitación propia.

Si vives en un apartamento y tu espacio de vida es más grande que el tamaño de un vestidor, dedica un rincón no utilizado de la sala de estar o dormitorio a tus sesiones de sudor. Un espacio al aire libre como un porche trasero espacioso o un patio puede funcionar si el clima local y la situación de vida lo permiten.

Y si tienes un dormitorio libre, una oficina vacía o un garaje vacío que está pidiendo que lo usen, eres la persona más afortunada del mundo.

Paso 2: Acomoda los implementos

No necesitas una tonelada de equipos o máquinas voluminosas para hacer de tu gimnasio en casa un lugar eficaz para hacer ejercicio. De hecho, algunos de los mejores equipos de entrenamiento en casa son bastante pequeños y económicos.

Para cardio

Si tienes poco espacio y dinero en efectivo, ahorra lo que gastarías en una gran cinta de correr y elije una cuerda para saltar y hacer cardio. Para aumentar la intensidad, usa una cuerda para saltar con peso, que es un poco más dura de girar, por lo que tus muñecas y antebrazos trabajarán más para mantenerla rotando.

Sin embargo, muchas caminadoras son bastante económicas, por lo que puedes alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico y mantenerte dentro del presupuesto para tu gimnasio casero si decides comprar una. Lo importante es mantener tu corazón lo más saludable posible.

Fuerza

Y no hay necesidad de máquinas gigantes para hacer un entrenamiento de fuerza. En su lugar, invierte en una sola pesa rusa, un par de mancuernas ajustables, un conjunto completo de mancuernas y/o un conjunto de bandas elásticas, que brindan la misma tonificación muscular sin las preocupaciones de almacenamiento voluminoso.

En internet puedes encontrar bastantes videos y rutinas completas de ejercicio para realizar con bandas elásticas. Lo mejor es que estas son económicas y efectivas.

Si bien las pelotas de estabilidad pueden ser muy útiles para fortalecer los músculos abdominales y la cintura y mejorar el equilibrio, pueden ser difíciles de almacenar. Es por eso que los discos de equilibrio, que ocupan tanto espacio como un plato y ofrecen los mismos beneficios, funcionan mejor para los gimnasios domésticos. Y nunca subestimes el poder de los movimientos que aprovechan tu propio peso corporal.

Lagartijas, sentadillas, abdominales, burpees, etc. Algunos de estos ejercicios requieren solo de un banco o caja de madera para montar los pies y las manos en determinados momentos de las rutinas.

Recuperación

No importa si eres de las personas a las que les gusta el entrenamiento de fuerza o solo el cardio, el equipo de recuperación es esencial para tu gimnasio en casa. Por ejemplo, los rodillos de espuma son muy versátiles; puedes usarlos para consentir los músculos, fortalecer tu área abdominal o como accesorio para posturas de yoga.

De hecho, muchas investigaciones muestran que estirar los músculos regularmente con un rodillo de espuma puede ayudar a reducir la fatiga y el dolor muscular, acelerar la recuperación y mejorar el rendimiento muscular general. Aparte de un trozo de espuma, considera agregar herramientas de recuperación específicas como un Theragun, que funciona como terapia de vibración, y un rodillo para pies frío y caliente  para aliviar los pies doloridos.

Recuerda, no tienes que comprar todo para el gimnasio en casa de una sola vez. Comienza con algunas piezas clave y luego aumenta gradualmente a partir de ahí. Puedes ahorrar aún más dinero al poner algunos artículos en tu lista de deseos para las próximas vacaciones o tu cumpleaños, comprar en tiendas de deportes usados ​​o por páginas como Mercadolibre, OLX o Facebook Marketplace en busca de artículos usados. ​​También puedes intercambiar accesorios con amigos y así rotar tu equipo gratis.

Paso 3: Construye tus propios equipos

Si eres una persona hábil, fabricar tu propio equipo para ejercitarte es una forma increíblemente efectiva de lograr un gimnasio en casa con poco dinero. Hay un montón de cosas que puedes hacer tú mismo, que van desde jaulas de potencia, portadiscos y todo lo demás.

Por ejemplo, puedes construir una plataforma con tapetes y madera contrachapada. Cuesta una fracción de lo que costaría comprar una nueva. La realidad es que se pueden construir una gran cantidad de equipos de gimnasio, lo que te permitirá ahorrar dinero en tu aventura de ejercitarte sin salir de casa.

Busca en Google proyectos de gimnasios caseros fabricados desde cero y, seguramente, encontrarás una gran cantidad de opciones hechas con materiales económicos que están al alcance del bolsillo realizando solo una visita al centro de tu ciudad.

Dejar un comentario

Artículos relacionados