Carrito de compras

0

Su carrito está vacío.

Comprar ahora

¿Qué sucede con tu cuerpo al bajar de peso?

¿Qué sucede con tu cuerpo al bajar de peso?

Según estudios recientes de la Organización Mundial de la salud (2020) “La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas de personas que la insuficiencia alimenticia”, es decir, que la obesidad ha acabado con más vidas que la misma desnutrición.  Esta situación requiere de atención y responsabilidad para las futuras generaciones, por esto, a raíz de tan elevadas cifras, a diario aparecen vía online, televisión, radio, redes sociales y otros medios de comunicación, multitud de recetas, fármacos y “sugerencias” para bajar de peso que no son precisamente las más saludables para tu cuerpo.  Estas pautas publicitarias presentan un sinfín de tratamientos y productos como: gel reductor, pastillas con alta concentración en cafeína, tés, batidos, suplementos, entre otros, que ayudan a bajar de peso en días, según ellos. Sin embargo, lo único cierto de todos estos anuncios es que no se basan en estudios científicos que los respalden y, al contrario, que la solución es adoptar una buena ingesta de alimentos saludables y hacer ejercicio.

Cuando dejas de ingerir las comidas que necesita tu cuerpo por reemplazarlas por batidos, tés o pastillas, lo que haces es que tu cuerpo no reciba los nutrientes y la energía que aporta los alimentos naturales y se descompense progresivamente hasta traer consigo problemas importantes de salud. Las dietas extremas y no saludables traen consigo pérdida de masa muscular, pérdida de masa ósea, tu sistema inmunológico está más sensible o débil, por ende, tiendes a enfermarte con más facilidad o la recuperación de otra falencia en salud se demora más en sanar. Por esto, lo más recomendable es hacer proceso unificado con la alimentación, el ejercicio, el descanso, el conteo de calorías que ingerimos y gastamos.

🔗También te puede interesar: ¿Qué hacer si quiero bajar de peso?

A continuación, algunos de estos consejos te serán útiles si tus objetivos son disminuir tu peso corporal:

  1. Toma agua: los jugos, gaseosas, el café o tés tienen cantidades de azúcar muy elevadas y, por supuesto, no te aportan nada positivo si tu objetivo es bajar de peso. Al contrario, adoptar un buen hábito en este proceso, es el consumo de varios vasos de agua al día y, si es posible, que estos acompañen tus comidas.
  1. Descansa bien: la hormona del cortisol es la hormona del estrés, por eso, si tú no descansas lo suficiente (entre 7 y 8 horas diarias) estará elevada y esto, no te permitirá conseguir los resultados que esperas porque tu cuerpo estará ansioso, intranquilo y querrá que comas aquello que no te sirve para tu proceso de pérdida de grasa.
  1. Aliméntate de manera saludable: bajar de peso no puede ser sinónimo de dejar de comer, al contrario, es alimentarte de forma adecuada para que esas metas que te trazaste se puedan alcanzar más rápidamente sin exponer tu salud. No dejes de ingerir carbohidratos, lo que debes hacer es comer las porciones adecuadas, incluir las verduras, vegetales, grasas saludables y comer en los horarios que se debe. Ahora bien, lo que sí debes omitir en tus comidas son los alimentos con calorías vacías, es decir, las gaseosas, el alcohol, los cereales azucarados que sí aportan un gran número de calorías a tu dieta, pero como se ha dicho, son calorías vacías, porque no tienen nutrientes, no alimentan, ni le aporta nada a tu cuerpo.
  1. ¡Apóyate en alguien positivo! Si bien es difícil tomar la decisión, también es complicado resistirte a comer esos alimentos que hacían parte de tu rutina (hamburguesas, fritos, alimentos procesados, enlatados, azúcares, gaseosas, etc), por eso, siempre es bueno que tengas el apoyo de personas que te motiven, que resalten tu proceso, tus progresos y no permitan que desfallezcas.
  1. Haz ejercicio: Realizar actividad física no necesariamente debe ser ir a un gimnasio. Es importante que busques ejercitarte como a ti más te guste. Por ejemplo, hacer ejercicio en casa, trotar, practicar boxeo, salir a patinar, correr, montar bici, entre otras. Al hacer diariamente por lo menos media hora de ejercicio, hará que esos resultados que buscas se puedan reflejar más rápido en tu composición corporal. Además, recuerda que la actividad física ayuda a mejorar las condiciones cardiovasculares, respiratorias y físicas de tu cuerpo, así que no solo estarás haciendo un cambio externo o estético en tu cuerpo sino uno interno que mejorará tu condición de vida.
  1. ¡Aplaude el proceso! Es indispensable que para hacer un proceso realmente saludable no pretendas bajar 5 kilos diariamente y por eso abandones el objetivo. La transformación de tus hábitos y tu cuerpo debe ser un progreso que no ponga en riesgo tu cuerpo, ya que, si se hace un déficit calórico tan fuerte, tu cuerpo es el único perjudicado.

Recomendado: 6 ejercicios para bajar de peso sin salir de casa

En conclusión, es normal que al inicio tu cuerpo te pida o sientas ansiedad por comer eso que estás intentando dejar de tus hábitos alimenticios. Sin embargo, esa “ansiedad” solo será mientras esos alimentos saludables ya sean parte de tu diario vivir y se conviertan en un hábito. Recuerda que el perder peso no solo es para evidenciar un cambio estético, sino para mejorar tu calidad de vida y gozar de buena salud.

Dejar un comentario

Artículos relacionados