Carrito de compras

0

Su carrito está vacío.

Comprar ahora

Cómo crear hábitos deportivos para principiantes en el ejercicio

Cómo crear hábitos deportivos para principiantes en el ejercicio

Un cambio en la rutina requiere de sacrificio y constancia. La actividad física es y ha sido una gran aliada para combatir y prevenir problemas de salud y, a su vez, ser un trabajo de acondicionamiento físico que te permite lograr poco a poco lo cambios corporales y estéticos que siempre has deseado. Un hábito deportivo debe construirse desde lo básico, desde lo general de un entrenamiento para que, con el tiempo, se puedan ir dando las progresiones que esperas y, por supuesto, se vuelva el ejercicio parte de tus planes diarios.

De ahí que, lo primero que debes preguntarte es ¿Qué objetivo quiero con el entrenamiento? En general, al hacer actividad física se espera evidenciar cambios en la apariencia corporal rápidamente, ya sea porque se quiera tonificar el cuerpo, bajar de peso, aumentar de masa muscular u otro objetivo en particular. De manera que, antes de pensar en iniciar a hacer rutinas de ejercicios, debes establecer qué objetivos o cambios quieres en tu cuerpo, sea por temas de salud o netamente estéticos y, a partir de ello, poder definir qué tipo de ejercicios son los más adecuados a tus metas deportivas. No es lo mismo planear una rutina para una persona obesa, que por obviedad quiera disminuir el porcentaje de grasa, a alguien que quiere aumentar su masa muscular. Aunque los ejercicios pueden adaptarse a estos dos casos, el número de repeticiones, cargas o días en que trabajes un grupo muscular puede variar para cada uno.

Mujer joven en ropa de entrenamiento mirando la hora

Tiempo: El tiempo de trabajo es clave durante un proceso de crear un hábito deportivo. Si una persona es sedentaria o ha sido poco activa físicamente, debe tener claro que, para iniciar y no desistir pronto, debe planear sus rutinas de aproximadamente 30 minutos o máximo 45 minutos al día. Acelerar el proceso hará que desistas de la idea de incluir el entrenamiento en tu rutina diaria por la fatiga, dolor muscular y poca de resistencia. Mientras que, si trabajas poco a poco para estimular una adaptación en el cuerpo, verás que hacer ejercicio no será una actividad sufrida.

También te puede interesar: Rutina de ejercicios para principiantes en el mundo fitness

Intensidad: Así como es clave el tiempo de ejecución de los ejercicios planeados, la intensidad con la que hagas esta adaptación es fundamental durante el proceso. Tres veces a la semana serán suficientes mientras que tu cuerpo crea un hábito y se recupera para ir aumentando la resistencia, fuerza y días de entrenamiento.

¡Preocúpate por la técnica!: Si hablamos de crear un hábito deportivo para un principiante en el ejercicio, es claro que no será alguien experto conocedor en la ejecución de este (sea cual sea que quieras hacer). Antes de incluir peso, de conocer las variables de un ejercicio, debes adaptarte y manejar la técnica básica para ir progresando en el mismo.  Asegúrate de preguntar a un profesional cómo se hace, que te corrija durante esta etapa de acondicionamiento las veces que sea necesario para que, cuando hagas la rutina incluyendo cargas pesadas, evites alguna lesión o fractura innecesaria.

Mancuernas de neopreno y vegetales para ensalada

Cuida tu alimentación: Es correcto que se afirme que la alimentación es importante en un proceso de búsqueda de resultados deportivos, sin embargo, no puedes dejar o cohibirte de comer lo que venías comiendo de un día para otro porque vas a desistir más rápido de lo que imaginas. Comer saludable no corresponde a ingerir alimentos mal preparados, sin sabor o poco apetitosos, es solo saber qué porción es la adecuada para ti según tus objetivos de entrenamiento, qué alimentos te brindan los nutrientes que necesitas y definitivamente cuáles son los que limitan a tu cuerpo a ver los resultados que esperas ver pronto. Eso sí, todo debe ser progresivo, poco a poco y sin afán.

Recomendado: 9 alimentos que todo deportista debería consumir

Ten paciencia: Desde los deportistas más populares y conocidos, hasta la persona que asiste a un gym como el que tú quieres asistir, tuvo que pasar por el mismo proceso. El periodo de acondicionamiento, progresión e inicio en los entrenamientos debe ser paciente y con constancia. No compares tu proceso con el de otros, todos tienen objetivos deportivos diferentes y han incluido la actividad física en distintas circunstancias. Los cambios se empiezan a evidenciar poco a poco, por eso, aunque esperes que todo sea instantáneamente, no lo será, sin embargo, no por eso debes dejar a un lado la idea de incluir el entrenamiento en tu vida.

Dejar un comentario

Artículos relacionados